SEA Salud Educación Ambiente

(Publicado: 31/01/2017 11:49:11 p.m.)

flagyl

flagyl beerotor.de

bisoprolol

bisoprolol website

diprolene

diprolene

free cialis samples coupon

internet drug coupons trailblz.com

amlodipin bivirkninger

amlodipin

domperidone notice

domperidone arrow link

over the counter albuterol inhaler walmart

over the counter albuterol inhaler walgreens

tadalafil prezzo

pillola cialis per uomo click

suboxone naloxone and naltrexone

suboxone naltrexone and naloxone

prednisolon 25 mg

prednisolon kur birkebjerg.dk

ventolin vs proair hfa

ventolin vs proair hfa
Se denomina golpe de calor a una repentina elevación de la temperatura corporal por encima de los valores normales que dependiendo de la temperatura y del tiempo de exposición puede poner en riesgo los procesos fisiológicos normales y de esta manera, la vida del animal. Algunos cambios sufridos pueden ser reversibles mientras que otros no. En escasos minutos un animal que aguarda en el interior de un coche en época estival puede morir por problemas vasculares, hemorragias y edema cerebral causado por las altas temperaturas. Los animales presentan distintos mecanismos de termorregulación pero los mismos dejan de ser eficientes cuando la temperatura se eleva en demasía en corto tiempo. Los perros eliminan el calor a través del jadeo, del sudor por las almohadillas plantares y de la piel desprovista de pelo como es la del abdomen. Factores tales como las altas temperaturas prolongadas, elevado porcentaje de humedad, la falta de agua, pisos de cemento, espacios reducidos, la falta de sombra, tener al animal atado terminan siendo determinantes para la presentación de este cuadro de golpe de calor.  Asimismo por presentar mayor dificultad para regular la temperatura corporal, resultan más vulnerables: los animales jóvenes o viejitos,  los obesos,  las razas braquiocefálicas como los Boxer, Pequinés, Bulldog, Carlino entre otros y aquellos animales que presenten insuficiencias cardíacas, respiratorias , de pelaje oscuro o de carácter nervioso. El calor excesivo produce además de la deshidratación, la pérdida de azúcares y sales del organismo. Los síntomas que se presentan cuando la temperatura normal del perro o gato que ronda entre los 38,5 y 39 ºC exceden los 42 ºC , son los siguientes: aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, jadeo, salivación, pérdida de fuerza muscular, color azul de las mucosas, imposibilidad a moverse y temblores musculares. Ante un caso como primer auxilio, tenemos que bajarle la temperatura corporal con inmersión en agua a 20º C.  Es importante saber que provocar el descenso brusco de la temperatura puede causar la muerte por hipotermia. Podemos como medida paliativa, colocar hielo en el hocico, en la ingle y en las axilas, llevarlo a la sombra y humedecer la boca mientras lo llevamos de inmediato al Médico Veterinario. Para evitar un golpe de calor, los animales deben contar con buena sombra, tener siempre agua limpia y fresca a disposición, ser alimentados a la mañana temprano y/o a la tardecita, evitar ejercicios en horas de altas temperaturas y nunca  dejarlos atados o encerrados. Es muy importante que tengamos en cuenta todos estos cuidados porque resultan fundamentales para evitar este tipo de accidentes otorgándole salud y bienestar a nuestro "mejor amigo".Ante cualquier duda, consultar siempre con el Médico Veterinario de confianza.   Dr. Claudio N. García   Dr. Gustavo Gonzales Marín   Médico Veterinario   Médico Veterinario   UBA. MP: 5863     UBA. MP:

Top