SEA Salud Educación Ambiente

DANNY EL APESTOSO. CRÓNICA DE UN AMO IRRESPONSABLE.

(Publicado: 10/11/2019 05:10:26 p.m.)

Compra una cachorra en la Panamericana para un aniversario porque no consigue flores.

Para no estropear la sorpresa la deja encerrada en el auto al rayo del sol durante un par de horas.

Ya instalada en casa extraña y llora, consigue unas gotitas milagrosas que la dopan las primeras noches.

Como le arruina el césped la tiene atada todo el día bien lejos del bebedero.

Los vecinos se quejan por los ladridos, lo soluciona con un bozal.

La perra come salteado porque Danny llega tarde de noche y a la mañana sale muy apurado.

Sin que Danny sepa cómo, ahora tiene 10 cachorros le da cosa ahogarlos en un tacho y los deja en una caja en la puerta del Super.

 

Se va de vacaciones y como no quiere gastar, la deja suelta en el barrio para que se alimente de sobras (embolsadas o no)

Cuando vuelve lo recibe un engendro flaco, sarnoso, pero aún amistoso y como teme por su salud y la de sus hijos, contrata a un verdugo para que la "ponga a dormir". 

 

 

                                         De crueldades y otras yerbas...

 

Aunque parezcan de otro siglo, el maltrato y los actos de crueldad para con nuestros animales aún pueden encontrarse a la vuelta de la esquina.   

El maltrato alude tanto a situaciones extremas como someterlos a trabajos forzosos, castigos, dopping y falta de descanso; como también a manejos inadecuados por ejemplo no alimentar en cantidad y calidad suficiente a nuestras mascotas. Un día de ayuno y abstinencia no mata a nadie, pero tomarse un fin de semana largo dejando al Bobby a merced de su destino es un maltrato. 

Constituye crueldad todo acto ya sea público o privado, que implique herir matar u hostilizar un animal, ejemplo de esto son las riñas de gallos, peleas de perros y corridas de toros...  ¡Pero ojo!  tirarle encima la 4x4 a los bichos de trasnoche como gatos comadrejas y liebres es un acto de crueldad.  La tortura, la mutilación y el abandono también lo son. Las dos primeras son mucho más comunes que lo que imaginamos, pues suelen pasar solapadamente inadvertidas bajo el rótulo de intervenciones quirúrgicas.

El cortar las cuerdas vocales a los perros para evitar ladridos molestos suele ser una práctica común en ciertos ambientes, el resultado es un animal que solo puede expresarse con quejidos sordos, poco útiles ante problemas.

Si queríamos una mascota totalmente silenciosa deberíamos haber optado por una pecera, dejar casi mudo al Bobby es mutilación.   

En toda cirugía una buena anestesia es indispensable ésta debe contemplar tres aspectos: hipnosis, relajación muscular y analgesia. Un animal puede estar hipnotizado e incluso relajado y sin embargo, sentir el dolor de todo lo que se le está haciendo. Es nuestro deber como amos responsables recurrir siempre a un Médico Veterinario matriculado sólo los profesionales pueden practicar operaciones y debemos desconfiar de “habilidosos” como aquellos que se ofrecen a castrar a la gorra. 

El abandono no solo alude a dejar animales a su suerte en la vía pública, sino que también se refiere a las condiciones de vida que les ofrecemos a nuestras mascotas. La falta de un hábitat adecuado, de higiene, de atención veterinaria cuando el animal lo requiere y de prevención de las enfermedades constituyen abandono. 

Es común ver animales en “cuarentena”, encerrados por horas en pequeñas jaulas de viaje solo porque vinieron visitas temerosas o porque hay demasiada gente en el jardín, esta es una cara moderna del maltrato que se soluciona construyendo un canil. 

Esta claro el nivel de responsabilidad que nos compete ya que el maltrato no es tan ajeno a nosotros como creíamos. No es necesario ir al extremo de despanzurrar viva a una rana en el laboratorio de un colegio secundario, cosa que por suerte hace mas de una década fue prohibida; si no que basta pegar una mirada cuidadosa a nuestro alrededor para detectar ciertas tendencias perversas.

La ley 14.346 de Protección a los Animales reprime con prisión de 15 días a un año a quien infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales.

Las denuncias cursan ante la autoridad policial o juzgado penal.

El abandono de animales en la calle es un delito que tiene varias víctimas: el animal, el ambiente y la sociedad.  

 

 

 

                                                                                      Gustavo J. González Marín

                                                                                            Médico Veterinario

                                                                                         Magíster en Salud Animal


DANNY EL APESTOSO. CRÓNICA DE UN AMO IRRESPONSABLE. DANNY EL APESTOSO. CRÓNICA DE UN AMO IRRESPONSABLE.
Top