SEA Salud Educación Ambiente

CONTROL DE NATALIDAD

(Publicado: 10/11/2019 05:21:26 p.m.)

Para ayudar al mundo empecemos por casa. La desinformación es madre de problemas...

 

Alerta Roja

La mayoría de los amos ignoran el número de celos anuales y su duración.

Las mininas son casquivanas, si bien tienen épocas de preferencia reproductiva, (otoño y primavera) suelen celar en cualquier época del año y lo peor es que el "acto amoroso" induce la ovulación, es decir, vienen de fábrica con garantía de preñez.

Las perras son más previsibles, celan cada 6 meses, aunque los caprichos hormonales afectan a todas las especies...

El principal signo del celo es el sangrado vaginal que, en casos de damitas muy limpitas, puede pasar inadvertido. Si usted observa una toilette obsesiva de la zona, investigue si la vulva está hinchada.

Las gatitas nos deleitan con twist y gritos, danzas sensuales envidia de mas de una odalisca o motivo de consulta por alguna extraña enfermedad digestiva.

¿Hasta cuando? 

Si bien el primer celo es más largo, en las perras dura aproximadamente tres semanas con un período de mayor riesgo de preñez por el servicio dado durante la segunda semana, el inicio se cuenta a partir del primer día de sangrado, pero como esto puede pasar inadvertido es conveniente para evitar sorpresas, cuidarla de los galanes durante todo el celo. 

En las gatas la duración es de 8 -10 días en ausencia de macho y termina cuando quedan preñadas.

Las perras entran en "edad de merecer” entre los 6 y los 12 meses, las razas pequeñas son más precoces.

Las gatas comienzan a darnos baile desde los 6 meses.

Los canes machos están anatómicamente listos para dar servicio a los 18 meses, aunque pretendan hacerlo antes.

Los gatos hacen valer su masculinidad con éxito a partir del año, suelen escaparse y entrar en escaramuzas antes, con lo que adquieren experiencia y algún que otro escarmiento.

 

Métodos anticonceptivos

Los controles hormonales como pastillas e inyecciones, pueden ser utilizados a partir del segundo celo ya que el desarrollo hormonal es necesario para un crecimiento normal. Su uso frecuente no es conveniente.   

La castración es el mejor método para controlar la natalidad, lo ideal es dejar que los animales puedan desarrollarse y luego castrarlos, pero cuidado, si existe riesgo de no poder aislarlos en esta etapa es preferible la castración temprana a los seis meses tanto en caninos como en felinos.

El 60% de los nacimientos son no deseados y estos millones de animales carecerán muchas veces, de un tenedor responsable.      

 

 

 


CONTROL DE NATALIDAD
Top